Cómo hacer una piscina de obra elevada

Si estás buscando una forma de disfrutar del verano en casa y quieres añadir un toque de elegancia y sofisticación al mismo tiempo, construir una piscina de obra elevada puede ser la solución perfecta. Las piscinas de obra elevadas son una opción popular para los propietarios que buscan una estructura duradera y resistente, pero que también quieren disfrutar de las ventajas que ofrece una piscina elevada. Además, construir una piscina de obra elevada es un proyecto que puedes llevar a cabo por ti mismo si sigues los pasos correctos. En este artículo te enseñaremos cómo hacer una piscina de obra elevada para que puedas disfrutar de tus días de verano en casa como nunca antes.

Construye una piscina elevada en tu jardín.

Si estás pensando en añadir una piscina a tu jardín, una gran opción es construir una piscina elevada. Este tipo de piscina puede ser más fácil de construir que una piscina tradicional de obra y puede ofrecer una vista impresionante de tu jardín. Sigue estos pasos para construir una piscina elevada en tu jardín.

1. Planificación y permisos

Antes de comenzar a construir, es importante hacer un plan detallado y obtener los permisos necesarios. Asegúrate de cumplir con las regulaciones locales y las normas de construcción en tu área.

2. Excavación y preparación

Una vez que tengas tu plan y permisos, es hora de comenzar a excavar el área donde irá la piscina. Debes asegurarte de que el terreno esté nivelado y estable. Puedes utilizar una excavadora para hacer la excavación, pero asegúrate de que la profundidad sea la adecuada para la altura de tu piscina elevada.

3. Construcción de la piscina

Una vez que hayas excavado el área, es hora de construir la estructura de la piscina. Puedes utilizar bloques de hormigón o madera para construir la base y las paredes de la piscina. Asegúrate de utilizar materiales resistentes al agua y que estén diseñados específicamente para construir piscinas.

4. Instalación de la cubierta y el revestimiento

Una vez que la estructura de la piscina esté lista, es hora de instalar la cubierta y el revestimiento. Puedes utilizar madera o materiales compuestos para la cubierta, y baldosas o revestimientos de vinilo para el interior de la piscina. Asegúrate de que el revestimiento sea resistente al agua y fácil de limpiar.

5.

Cómo hacer una piscina de obra elevada

Instalación del equipo de la piscina

Finalmente, es hora de instalar el equipo de la piscina, como el sistema de filtración y la bomba. Asegúrate de seguir las instrucciones del fabricante y de que el equipo esté instalado correctamente antes de llenar la piscina con agua.

Con estos pasos, puedes construir una piscina elevada en tu jardín. Recuerda siempre seguir las normas de seguridad y consultar con un profesional si tienes alguna duda o necesitas ayuda en el proceso de construcción.

Piscina elevada versus enterrada: ¿cuál es la mejor opción?

Las piscinas son una excelente opción para refrescarnos y disfrutar del verano en casa. Sin embargo, una de las decisiones más importantes que debemos tomar antes de construir nuestra propia piscina es elegir si queremos que sea elevada o enterrada.

Ventajas de una piscina elevada

  • Más económica: La construcción de una piscina elevada es más económica que la de una enterrada debido a que no requiere de excavación y trabajos de nivelación.
  • Más fácil de construir: La construcción de una piscina elevada es más rápida y sencilla que la de una enterrada, ya que no requiere de excavación y nivelación del terreno.
  • Mayor seguridad: Las piscinas elevadas son más seguras para los niños y las mascotas, ya que al estar a una altura elevada, es más difícil que puedan caer accidentalmente al agua.
  • Mayor personalización: Las piscinas elevadas ofrecen más posibilidades de personalización en cuanto a forma, tamaño y materiales utilizados.

Ventajas de una piscina enterrada

  • Mayor estética: Las piscinas enterradas tienen una apariencia más estética y elegante, ya que se integran mejor con el paisaje y el entorno.
  • Mayor comodidad: Las piscinas enterradas son más cómodas de utilizar, ya que no requieren de escalones o escaleras para acceder al agua.
  • Mayor durabilidad: Las piscinas enterradas tienen una mayor durabilidad, ya que están protegidas de las inclemencias del tiempo y de posibles daños externos.
  • Mayor valoración: Las piscinas enterradas aumentan el valor de la propiedad, ya que son consideradas como un elemento de lujo y exclusividad.

En conclusión, la elección entre una piscina elevada o enterrada dependerá de varios factores, como el presupuesto, la ubicación, el espacio disponible y las preferencias personales. Ambas opciones tienen sus ventajas y desventajas, por lo que es importante considerar cuidadosamente todas las opciones antes de tomar una decisión final.

1.

Construir una piscina de obra elevada es una gran opción si se quiere ahorrar espacio en el jardín y se busca una solución duradera. Es importante tener en cuenta la necesidad de contar con un buen equipo de construcción y realizar un estudio previo del terreno.

2.

La elección de materiales es clave para asegurar la calidad y resistencia de la piscina. El acero y el hormigón armado son los materiales más utilizados en este tipo de construcciones, pero hay que prestar atención a su espesor y calidad.

3.

No olvides los detalles como la elección de la iluminación, la colocación de escaleras y la instalación de un sistema de filtración adecuado. Estos aspectos pueden marcar la diferencia y asegurar una experiencia de baño cómoda y segura.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *